sábado, 3 de noviembre de 2007

Lo quieren vender... ¿no harás nada para evitarlo?






¡Queridos compañeros en la más absoluta clandestinidad!: Los espabilados de Brooklyn nos quieren vender lo de Ajalvir y montar la sucursal en un piso de 70 mts en Getafe (Madrid)... alquilado... ¡por supuesto!
¿Nos quedaremos con los brazos cruzados mientras vemos cómo nos expolian? ¿No haremos nada? ¿Lo perderemos como perdimos la Filipinas y Cuba...? ¿No vamos a denunciar ante el Gobierno Español semejante atropeyo? ¿Es justo que, nosotros, testiguines ibéricos, hayamos pagado la propiedad... su construcción... su mantenimiento... y el mantenimiento de todos los empleados... y no tengamos ni voz ni voto? ¿Hasta cuándo se quedarán con los pisos de las abuelas... sin darnos ninguna explicación... de cuántos pisos se han donado y por cuánto se han vendido... y quién los vendió... se quedó alguna comisión el vendedor... cuál es la comisión?
Ante los acotencimientos que se avecinan... al tener que pagar una burrada de millones mensualmente por la seguridad social de los trabajadores betelitas... Ajalvir ha dejado de ser interesante para el Cuerpo Gobernante... no pretenden imprimir aquí nada de nada... El único interés que tienen es el valor de la propiedad en Ajalvir y la cantidad de dinero por el que pueden venderla... una tentación muy grande para ese grupo de mangantes. No les interesa mantener a tantos betelitas --que realmente lo pagamos nosotros todo... pero son así de egoístas... como si ellos pusieran algo-- ni por supuesto la propiedad. La época dorada ibérica ha terminado como el boom inmobiliario, al mismo tiempo, ahora tocan las vacas flojas... a vender y trasladar el capital a otros mercados más interesantes. Estos, porque no les dejan, si no, montaban una megasucursal en China... donde los sueldos están tan altos, y desde allí enviában la literatura para todo el mundo.
No podemos permanecer impasibles... ¡haz oir tu voz! ¡Quéjate... pon notas en las cajas de contribuciones... diles que hasta que Ajalvir no esté a nuestro nombre... no echaremos ni un euro! ¡No queremos que vendan lo nuestro! Si Ajalvir deja de ser interesante para los pedigüeños de Brooklyn... no importa, ¡nosotros montaremos una residencia para nuestros abuelos y abuelas donde les antenderán voluntarios.... que para eso lo hemos pagado nosotros!
No tienen que vender... lo que ellos no han pagado. ¡Movilízate... lucha... no dejes que te deshereden! ¡Exige tu legítima! ¡Manda cartas a Betel de Ajalvir y a Brooklyn... diciendo que no estás de acuerdo con su venta! ¡Corre la voz... cuantos más hermanos se enteren mucho mejor... más fuerza podremos hacer! Participa ahora con los komandos Ka... únete a ellos... siempre podrás decir a tus hijos que luchaste por un mundo mejor... por los derechos de las personas... por la justicia bíblica... contra la explotación... contra los pedigüeños... contra los trileros... contra los mangantes sin escrúpulos! ¡No permitas que den un pelotazo urbanístico como están haciendo en Brooklyn... vendiendo todas las propiedades allí! ¿A dónde está el dinero de la venta de los edificios de Brooklyn? ¿Quieres que el valor de la sucursal de España vaya a un "paraíso" fiscal? ¡Mójate con nosotros! ¡Tus hermanos te necesitan ahora! ¡España te necesita... lucha por ella!

jueves, 1 de noviembre de 2007

¡Enhorabuena tio Don Botijos!




     Estimados camaradas, uno de nuestros topos en el el Betel de Ajalvir (España), nos informa que, ni el tío Don Botijos ni el Abogado Gafe han podido evitar --aunque lo han intentado con todas sus fuerzas y recursos-- el que el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales les exija las cotizaciones por los miembros del tiempo completo... desde el 1 de mayo de 2003.

     ¡Por fin... todos los betelitas están cotizando y tendrán una jubilación digna... a pesar de todos los esfuerzos del tio Don Botijos y Cia.! ¡Sus derechos laborales en materia de jornada laboral (¿no son 40 horas semanales las legales? ¿Quién trabajará los sábados... ¡eh... mamones!?) y riesgos laborales están garantizados... también las fiestas del calendario y las de la Comunidad de Madrid! ¡Cuando lleguén a los 65 años, podrán jubilarse, como todo el mundo!

     ¡Qué buena es nuestra "madre", la Organización, que nos hace provisión de todas estas cosas buenas... y la madre que los parió!

     Para los más escépticos, los que exigen pruebas, pues pueden mandar un correo electrónico al Ministerio de Trabajo preguntando desde cuándo están pagando los testigos de Jehová a la Seguridad Social. Os encantará la respuesta.

     ¿No querían "notorio arraigo"?... ¡Pues ya lo tienen! Sí, sí... Don Botijos... es la primera de las muchas batallas que vais a perder... para loor, gloria y beneficio de los testiguines ibéricos betelitas. Los komandos Ka... están en todas partes y en todos los frentes.

     Nos esperan más días de gloria...

domingo, 28 de octubre de 2007

La hazaña del "Plus Ultra"













































Estimados camaradas, acabaremos el día dándonos una inyección de moral... de ánimo... para nosotros, obreros ibéricos que no tenemos de qué avergonzarnos. Se acabó aquello de que todo lo español es peor que lo de Brooklyn o Patterson... aquí tenemos madera de forjadores de imperios... si no vamos nosotros allí, todavía estarían con taparabos.
"A España había de estar reservada la gigantesca proeza, rayan en la epopeya, de la travesía aérea del Atlántico. Ella, como madre solícita, habría de ser la primera que lograría tan homérica hazaña, llegando allende el Océano a demostrar a sus hijas, Repúblicas Americanas, que el exuberante e inexhausto vigor de la próvida Madre subsiste pujante; y así fué como, escogiendo a cuatro aguerridos y hervorosos mozos, ungidos de fe y ebrios de amor patrio, añadió, orgullosa, un áureo eslabón a la especiosa cadena de una gloriosa tradición secular.
En la mañana del 22 de enero de 1926, resbalaba majestuoso sobre las aguas del histórico puerto de Palos un hidroavión, en el que cuatro intrépidos y vivaces aeronautas españoles, de avispado intelecto, Ramón Franco, Ruíz de Alda, Juan Manuel Durán y Pablo Rada, iban a reverdecer los laureles de antaño y a hacer vibrar al Mundo con su ciencia y con su bravura.
Ante un desbordante entusiasmo, que permanecerá grabado con el buril de las hondas emociones, el isócrono ritmo de los motores y después de un vertiginoso ronroneo de la hélice, se yergue arrogante el Plus Ultra, en el que los avizorantes ojos de los heraldos hispanos inquieren en el espacio.
Bate el viento sus alas al accionar en un hábil viraje y, tras ligero alabeo, va disminuyendo su volúmen hasta perderse en lo infinito. En el espacio, reciben los aviadores las palpitaciones del Mundo por las ondas hertzianas, que los orientan en su ruta, y, sin desaliento, derrochando valor, llegan indemnes a columbrar las dilectas urbes americanas, pueblos hermanos, de habla vernácula y de idéntica historia.
En las extensas bahías del Nuevo Mundo, millares de personas se adhieren a un homenaje de bienvenida indescriptible, inenarrable, y aquella nueva savia de la vieja Madre Patria ahogó, con lágrimas, su exaltada emoción.
¡¡La España de los siglos XV y XVI no ha muerto!!"
¡Ala... que tomen nota los maricomplejines ajalvireños!

El despecho hacia la Inquisición Watchtoweriana






"Segad esta garganta
Siempre sedienta de la sangre vuestra
Que no temo la muerte, ni me espanta
Vuestra amenaza y rigurosa muestra;
Y la importancia y pérdida no es tanta
Que haga falta mi cortada diestra;
Pues quedan otras muchas esforzadas
Que saben manejar bien las espadas".
(Ercilla)