miércoles, 16 de marzo de 2011

Mas Vida y el timo de los hospitales sin sangre

La Vanguardia, 22 de octubre de 2010
Lista de los socios fundadores de Mas Vida MPS

http://ruralnewlife.blogspot.com/

http://es.scribd.com/doc/45793639/La-Vanguardia-22-12-2010

http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2009/11/afinsa-y-los-testigos-de-jehova.html

Estimados cofrades:

El asunto que nos ocupa trata de un timo, ¡un timo de dinero!  Los ahorros de toda una vida en muchos casos.  Ahorros conseguidos no sin sacrificios por personas humildes y trabajadoras.  Personas que depositaron su fe en otras en virtud de una confianza religiosa a prueba de bombas.  ¿El resultado?  En los enlaces tenéis para documentaros ampliamente.

Desde que tengo uso de razón, he sido testigo de un sin fin de timos "teocráticos".  ¿Con esto qué es lo quiero decir?  Pues que la confesión religiosa es un campo propicio para este tipo de timos.  El primero que recuerdo, es el de unos productos de limpieza que vendían unos ancianos de congregación de la época, un negocio piramidal:  Tú comprabas estos productos a éstos "ancianos espirituales" y después, te encargabas de buscarte tus vendedores..., ¡que por supuesto no encontrabas!  ¿Al final?  Pues te habías gastado el dinero, pues tenías que hacer una inversión importante inicial para poder entrar en el negocio, teóricamente ibas a ganar mucho dinero fácilmente y podrías dedicar tu vasto tiempo libre en predicar las buenas nuevas de la editorial-inmobiliaria.  ¿Qué paso?  Pues que hubo familias que gastaron todos sus ahorros y llenaron sus casas con productos de limpieza  --que no consiguieron vender--   que les durarán hasta que llegue el Armagedón que predice la Watchtower.

Desde entonces, no podría recordar la cantidad de timados que ha habido en las congregaciones, víctimas de los hermanos "maduros" en los que tenían depositada toda su confianza.  El modus operandi siempre es el mismo, una forma de venta piramidal o que te promete grandes beneficios en poco tiempo.  ¿La garantía?  Normalmente, personas con peso específico dentro del entramado de la confesión religiosa:  personas honestas más allá de toda duda.

¿Por qué las víctimas son tan cándidas?  Según mi opinión, la confesión religiosa enseña machaconamente que todas las personas que ocupan cargos dentro de la comunidad religiosa  --siervos ministeriales, ancianos y superintendentes de circuito y distrito--  son nombrados por el espíritu santo de Dios directamente.  Son elegidos por Dios de entre todos los hermanos que componen la comunidad local.  Por lo tanto, a los ojos del pardillo integral ibérico, son como semidioses a los que la confesión religiosa nos insta a obedecer  --pues el desobedecerlos equivale a desobedecer a Dios mismo--.  El testigo de Jehová de a pie, se suele formar una imagen idílica de lo que son éstas personas y muestran una total confianza en ellos..., ¡pues normalmente también son sus confesores de sus pecados más íntimos!

Es verdad que la entidad religiosa, de cuando en cuando, recuerda que en el Salón del Reino no se deben hacer negocios económicos, ni de otro tipo.  Pero, al endiosar a éstas personas que ejercen de pastores de almas, las personas cándidamente no pueden concebir que éstas les podrían timar económicamente..., ¡y ahí está la trampa!  Por eso, de tanto en tanto, caen como moscas.

Afinsa, Más Vida y Rural New Life..., son los últimos tristes ejemplos de cómo unos pocos espabilados que ocupaban cargos dentro de la la confesión religiosa..., ¡dejaron a los más cándidos con una mano delante y otra detrás!  Sólo hay que ver de la cantidad de afectados, cuál es el porcentaje de testigos de Jehová.  Las matemáticas no engañan.

No deseo entrar en detalles, pero en la lista de socios fundadores, hay personas que tienen un peso específico de la comunidad religiosa a nivel nacional..., ¡me reservo los nombres!

Para finalizar, citar a la periodista Mercedes Gómez, que escribía en el diario El Mundo, con fecha del 5 de octubre de 2006, lo siguiente:
La actividad, sustentada en una estructura piramidal, pedía a gritos nuevos clientes que soportaran con sus aportaciones el rescate de los fondos depositados por los más antiguos. Fueron inversores pertenecientes a la confesión de los Testigos de Jehová, según afirman fuentes cercanas a la empresa, los que salvaron a Afinsa de la quiebra. Este colectivo, que encontró una posibilidad de sacar un rendimiento interesante a sus ahorros, se convirtió en un pilar fundamental para relanzar la actividad del grupo, sobre todo, en Andalucía, donde Afinsa tiene una gran implantación. Es más: llegaron a representar alrededor de un 70% de la estructura comercial de Afinsa, según las citadas fuentes.

 Post data:

Nunca te fíes de quien ha sido nombrado por espíritu santo y te pide tu dinero.  El que quiera dinero, que trabaje.