domingo, 26 de febrero de 2012

Historia cronológica de una mentira "divina"



Estimados camaradas ibéricos y allende los mares:

Un amable lector anónimo, durante los días pasados ha expresado sus dudas sobre lo que pudo motivar al Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová a que pagase las cotizaciones por sus trabajadores a la Seguridad Social.  Se le contestó apropiada y teocráticamente, además de puntual y documentalmente..., ¡los ultra apóstatas somos así!  ¡Lo damos todo a cambio de nada!  ¡No pedimos ni queremos tu dinero!  ¡No te prometemos que vivirás en eterna juventud en el paraíso de Watchtowerlandia!  ¡No te prometemos la Luna tampoco!  Nos fijamos en el ejemplo de la parábola del Buen Samaritano..., ¡todo por nada!

El lector anónimo expresaba dos dudas básicas.  A continuación las exponemos tan cual. ¡Va por ustedes!:
JHK, ¿es cierto lo que dice Testigo Humano de que fue la Watch Tower la que solicitó la inclusión de los trabajadores de la orden religiosa en el régimen de la Seguridad Social? ¿O fue obligada? ¿Cómo se puede saber con total certeza cual fue la realidad?  23 de febrero de 2012 21:06
Y pregunto: ¿no pudiera ser que para evitar una sanción o multa la Watch Tower de España cediera y optara por solicitar ella misma la inclusión de los betelitas en el régimen de la Seguridad Social, como dice el anónimo 23 de febrero de 2012 15:44 que se hizo en Chile? Solo pregunto.   24 de febrero de 2012 06:31
El 19 de mayo de 2004, un hermano ejemplar, recibía esta respuesta por parte de la Comisión Europea.  (Como la confesión religiosa de los testigos de Jehová tiene sedes nacionales en todos los países europeos, pensaron que el asunto podía trascender a las fronteras de un país como España y verse implicada la Comisión Europea.  Pero, todavía no ha llegado el tiempo para que Europa unifique su política en temas de pensiones de la Seguridad Social..., ¡aunque todo se andará!  De cualquier manera, así se denunciaba el asunto también ante las autoridades europeas).
Respuesta de la Comisión Europea al asunto de las cotizaciones a  la Seguridad Social
Con la contestación de la Comisión Europea, los hermanos fieles se dedicaron a lo de siempre: "A Dios rogando y con el mazo dando"..., pero esta vez se dirigieron al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, aquí en España.

El 4 de agosto de 2006, un hermano fiel recibió esta respuesta por parte del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales:
En consecuencia le indicamos que los Testigos de Jehová no se han incorporado hasta la fecha a  la Seguridad Social.
Lista de religiones que cotizaban a la Seguridad Social en  agosto de 2006
 Como indica este documento, todas las religiones principales en España, estaban cotizando a la Seguridad Social..., salvo una.  ¿Cuál sería? ¿Os la podéis imaginar?  Pues sí..., los testigos de Jehová.  Como decía la Bombi, "¿por qué será?".  http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2008/02/los-ltimos-no-sern-los-primeros.html

El 29 de marzo de 2007 supuso un punto de inflexión en el tema de las cotizaciones a la Seguridad Social por parte de la confesión religiosa en España.  Se publicaba un anuncio público dirigido a todos aquellos que estuvieran o hubiesen estado trabajando como ministros de tiempo completo de la entidad religiosa  --exceptuando a los precursores regulares--.  El anuncio se insertó en el foro de hermano Esteban López: "Escritos para la Concordia".  Este fue el anuncio:

Anuncio insertado en: Escritos para la Concordia

En dicho anuncio, se hace un llamamiento para que éstos trabajadores se pusieran en contacto con un inspector de la Seguridad Social en Madrid.  Varios ex trabajadores y trabajadores, confidencialmente y vía telefónica, se pusieron en contacto con dicho inspector que, posteriormente, visitaría en diversas ocasiones las instalaciones de la sede nacional de los testigos de Jehová en Ajalvir (Madrid).

El 2 de octubre de 2007, la ardua labor del inspector de varios meses, tuvo su fruto en la forma de una resolución administrativa:

Informe de la Inspección de la Seguridad Social, 2 de octubre de 2007
El informe consta de dos páginas.  En la segunda hoja, se han tapado expresamente los datos personales de los demandantes.  Muy importante: si os fijáis en la primera hoja, en la esquina superior izquierda, debajo de donde dice O F I C I O, encontramos: S/REF: escrito de denuncia.   Lo que motivó el pago de las cotizaciones, no fue la buena voluntad de la confesión religiosa ni de su todopoderoso Cuerpo Gobernante, sino una denuncia ante la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social de Madrid.

Vale la pena leer muy despacio todo el informe de la Inspección.  Ahora, nos centraremos en la "multa" que recibió la entidad religiosa:
Habida cuenta que ninguna de estas personas ha figurado en situación de alta en el Régimen General del Sistema de Seguridad Social por la Empresa desde el inicio de su prestación de servicios en el centro visitado, ni por tanto, la Empresa ha ingresado cuota alguna a dicho Régimen por estas personas, se ha procedido a levantar acta de liquidación de cuotas al Régimen de General de la Seguridad Social a la Empresa por todo el periodo que va desde el 1-05-2003 hasta el 31-08-2007, teniendo en cuenta los plazos de prescripción de la deuda por cotizaciones y plazo reglamentario para el ingreso de las cuotas.
Traducido: la confesión religiosa es multada por los últimos cuatro años, por sus aproximadamente 730 trabajadores, por 12 meses, por cuatro años..., ¡una pasta!  Fue multada por el máximo que permitía la ley.  La Seguridad Social no le podía reclamar años anteriores porque la ley indica que a los cuatro años prescribe el delito.

Ahora, añaden cómo se inician los trámites para que coticen como todo hijo de vecino, como todas las demás religiones en España.  ¡No podía ser que lo que identificara la religión verdadera, fuese que no pagase las cotizaciones a la Seguridad Social!  Dicen:
Asimismo se ha procedido a efectuar las comunicaciones pertinentes a la Tesorería General de la Seguridad Social a fin del alta de oficio en dicho Régimen del Sistema de la Seguridad Social de las personas afectadas por la liquidación efectuada, atendiendo a las fechas del inicio de su prestación de servicios para la Empresa.
Traducido: ¡Ni Cuerpo Gobernante ni niño muerto!  Es la Inspección de Trabajo que, tras la denuncia y visitas durante meses a la sede nacional de los testigos de Jehová, quien les multa y decide que deben darse de alta de manera expeditiva.  ¿Queda claro, Testigo Humano y demás agentes Watch?  Claro y documentado.

El paso siguiente, el 22 de diciembre de 2007, fue la publicación en el Boletín Oficial del Estado, esta decisión que también tuvo que aprobarse en Consejo de Ministros:
El Boletín Oficial del Estado, 22 de diciembre de 2007
El 4 de septiembre de 2008, a toro pasado..., aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid..., los caraduras sin parangón, los que no hablan una verdad ni por casualidad, los multados y sancionados, los que se resistieron cuanto pudieron para no pagar..., ¡se apuntan el tanto!  Sin complejos.  Sin falsa modestia.  Sin disimular.  Ellos, valiéndose de la candidez de la tropa indocta, les meten un gol por toda la escuadra.  ¿Cómo?  Mandando la siguiente carta (circular) a todas las congregaciones en España, donde mintiendo como bellacos, escriben lo siguiente:
[...] El Cuerpo Gobernante autorizó la solicitud de integración de los miembros de la Orden en el Régimen General de la Seguridad Social.  [...] Como resultado de la solicitud que formulamos ante el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales con este propósito, el Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de diciembre un Real Decreto en virtud del cual se incluyó a los miembros de la Orden Religiosa de los Testigos de Jehová en España en la Seguridad Social [...].
Para escribir esto, hace falta no tener vergüenza ni haberla conocido.  ¿Cómo se puede afirmar a los miembros cándidos de la confesión religiosa que, la inclusión en el Régimen de la Seguridad Social, es el resultado de una solicitud de la misma entidad religiosa..., con el plácet del Cuerpo Gobernante?  Cuando todo está ámpliamente documentado y les deja con el culo al aire, ¡como se merecen los mentirosos que no heredarán el Reino de Dios!

Testigo Humano y demás adláteres watchtowerianos, estamos esperando que remitáis toda este documentación al Ministerio de Trabajo..., ¡como son falsificaciones de documentos oficiales!

Nosotros somos hijos de la luz y, no podemos mentir.  No por temor a ninguna maldición divina, sino por coherencia y honestidad personales.  ¿Entendéis de eso?  No nos vale lo del guerrear teocrático, donde todo vale para preservar la buena imagen y los bienes terrenales de la Organización o Sociedad.

Nosotros vamos con la verdad por delante y, lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira compulsiva y reincidente?  ¿Quién valora más los bienes económicos terrenales y temporales..., que una buena relación con Dios y con el prójimo?


Carta de la confesión religiosa donde se atribuyen el tanto,  4 de septiembre de 2008

Para finalizar, si queréis saber lo que piensa de verdad el Cuerpo Gobernante sobre pagar las cotizaciones de la Seguridad Social por sus trabajadores..., ¡por favor, echad un vistazo al siguiente enlace!
http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2010/04/se-les-ve-el-plumero-al-cuerpo.html