sábado, 21 de enero de 2012

Derechos humanos para mí, pero no para ti..., ¡así lo quiere Dios!

El profesor Franz (apóstata con papeles)

El B.O.E.: La Atalaya 15 de abril de 2012, página  12
https://picasaweb.google.com/formerwitness/CENTRODEDOCUMENTACIONPERMANENTESOBRELAEXPULSIONENLOSTESTIGOSDEJEHOVA#5700098654746779170

http://www.extj.com/showthread.php?20410-15-de-Abril-2012-De-nuevo-a-la-carga

Estimados camaradas que estáis sufriendo las políticas watchtowerianas:

El Profesor Franz, desde el Este peninsular, decide colaborar con la Honorable Resistencia Apóstata, enviándonos este documento con unas directrices por parte de la confesión religiosa que, según nuestro entender, violan los derechos humanos más elementales.  Muchas gracias, Profesor Franz, por colaborar en una causa noble y humanitaria.

El artículo que ha escrito el Cuerpo Gobernante en su publicación predilecta que hace de B.O.E., para los miembros de la confesión religiosa por todo el mundo, está en: La Atalaya, 15 de abril de 2012, páginas 8 al 12.  http://www.jw.org/index.html?option=QrYQZRQVNZNT  El tema del artículo, nos señala el objetivo antes de empezar a leerlo siquiera: La traición terrible marca de nuestros tiempos.  Entran sibilinamente en la mente del lector, primero, refiriéndose a célebres personajes bíblicos que han pasado a la historia de la humanidad por su traición: Dalila traiciona a su marido Sansón, Absalón a su padre David, Judas Iscariote al Maestro..., Jesucristo.  Además, para más inri, indican que la traición generalizada sería una marca identificativa de que estamos viviendo en los últimos días previos al fin del mundo..., ¡todo un consuelo!: “Muchos [...] se traicionarán unos a otros” (Mat. 24:3, 10).

Nosotros, que estamos escamados de los pedigüeños sin fronteras, intentamos sondear y profundizar en el objetivo real de este artículo: ¿por qué lo escribe la dirección o cuerpo eclesiástico de la confesión religiosa? ¿Hacia quiénes lo dirige? ¿Cuál es su objetivo auténtico, ya que lo suyo se caracteriza por la vueltas y revueltas para llegar al verdadero fin o meta?

Las preguntas del párrafo 3, nos dan la clave:
¿Qué lecciones extraemos de los personajes bíblicos que traicionaron a otros? ¿Qué aprendemos de aquellos que demostraron lealtad? ¿Y a quién debemos ser fieles pase lo que pase?
¡Bueno! Esto de resaltar lo de ser fiel a una persona o institución "pase lo que pase", ¡como que no lo veo yo muy claro!  Por ejemplo, ¿y si ése alguien, delinque?  ¿Debemos también serle fieles?  ¿Y si ése alguien, viola los derechos humanos? ¿Debemos serle fieles?  ¿Y si ese alguien no denuncia sistemática y automáticamente a la policía los casos de pederastia que se dan en la confesión religiosa?  ¿Debemos serle fieles?  ¿Y si ése alguien hace vertidos tóxicos de tapadillo en plena naturaleza?  ¿Debemos serle fieles?   ¿Y si ese alguien nos coacciona para que le hagamos el vacío a nuestro familiar que decide libremente abandonar la confesión religiosa?  ¿Debemos serle fieles?  ¿Y si ése alguien, nunca nos da un balance financiero sobre la cantidad de dinero que le donamos y las cuantías y conceptos en que lo gasta?  ¿Debemos serle fieles?  ¿Y si ése alguien nos adoctrina para no permitamos  --bajo ningún concepto--  que nuestro hijo menor de edad reciba una transfusión de sangre, sino, que es preferible que muera..., si no hay más remedio?  ¿Debemos serle fieles?  No.  Definitivamente, no.  No se puede ser fiel a alguien ciegamente.  De hecho, esta obediencia ciega es lo que los líderes sectarios suelen exigir de sus miembros.

Lo plantearemos de otra manera.  ¿Y si la empresa donde estoy empleado, hace vertidos tóxicos clandestinos y yo lo denuncio al Seprona (Guardia Civil)?  ¿Esta traición es legítima?  ¿Y si sé que la confesión religiosa donde milito, tiene una base secreta de datos con más de 23.720 casos de pederastia..., que no comparte con la policía?  ¿Soy un traidor si denuncio esto a la policía?  ¿Y si me confesión religiosa, me amenaza y coacciona, para que le haga el vacío a un familiar que ha decidido abandonar libremente esta confesión religiosa?  ¿Es legítima mi traición, si decido desobedecer a la confesión religiosa y no participo en este acoso moral a mi ser querido?  En algunos casos, la traición, puede significar colaborar con la justicia y proteger a las personas y a la naturaleza de desaprensivos que las puedan dañar.  Lo contrario, pudiera ser que el ser leales o fieles a alguien "pase lo que pase", nos esté convirtiendo en cómplices de un delito.  ¡Lo puedo decir más alto, pero no más claro!

Seguimos.  Ahora el artículo en cuestión, se detiene en Dalila, la esposa de Sansón, a la que califican de manipuladora y de actuar como una mercenaria.  Ella intentó "descubrir el secreto de Sansón" (quien encabezaba la lucha del pueblo de Dios contra sus enemigos).  Estos adjetivos, son los mismos que nos endilgan los agentes Watch en su lucha frenética por controlar el flujo de la información en Internet, donde muchos testigos de Jehová desinhibidos acuden a informarse.  Nos tildan de manipuladores y mercenarios cuando aireamos documentación actual o histórica que ellos mismos han escrito y que les deja con el culo al aire.  Nos acusan de "atacar al pueblo de Dios", al Sansón de la actualidad: la Sociedad Watchtower y su Cuerpo Gobernante que es quien realmente controla todo de todo.  Está clarísimo: lo que pretende la confesión religiosa es relacionar a quienes critican sus excesos como enemigos de Dios mismo, y por eso nos tacha de traidores.  Por otra parte, el caso de Dalila, deja claro que los enemigos de "Dios" (la confesión religiosa y Dios son una misma cosa) pueden ser nuestros mismos familiares a quienes debemos ver y tratar como a auténticos traidores. ¡Aquí no se da puntada sin hilo!

Ahora, señalan al hijo del rey David, Absalón, a quien califican de ambicioso que intentó robar el corazón de la gente y cambiar los sentimientos de éstos: "quien abrazaba y besaba como si de verdad se preocupara por por ellos y sus necesidades":
La conspiración contra el rey nombrado por Jehová puso de manifiesto que Absalón no tenía ningún respeto por la soberanía divina, y que era un ambicioso y un descarado.
Necesariamente, tenemos que volver al mismo argumento que hemos explicado en el caso citado de Dalila.  Aquí pretende la confesión religiosa describir a quienes critican a los que llevan la dirección: son ambiciosos y descarados.  Por supuesto, "el rey nombrado por Jehová en la actualidad", corresponde a los de siempre: al Cuerpo Gobernante y su atomizado grupo empresarial.  Criticar sus excesos, equivale a atentar contra la soberanía divina.  ¡Ellos se lo guisan y ellos se lo comen!

Finalizan con el célebre apóstol de Jesucristo, Judas Iscariote.  A éste apóstata, lo atribuyen otro de los motivos que nos caracterizan a los que denunciamos los excesos o despropósitos de los dirigentes de los testigos de Jehová: "El amor al dinero".  Yo lo llamaría "avaricia".  Pero, los lingüístas watchtowerianos tiene su propia jerga.  Además, pretenden advertirnos que nuestros propios amigos íntimos pueden ser esta clase de "traidores", si critican a la Sociedad u Organización:
Desde entonces, el nombre Judas ha sido sinónimo de "traidor", en especial de la clase que se esconde tras el disfraz de la amistad.
Aquí, termina por advertirnos la confesión religiosa que, cualquier amigo que tengamos, si critica alguna acción o decisión de ésta..., ¡es un traidor!  No importa que "finja" que nos aprecia o estima.

Una vez que nos han puesto a caldo a los disidentes o críticos de los excesos, se remiten a otros personajes bíblicos que fueron "leales" y entresacan lecciones interesadas que redundan en lo mismo: la lealtad a Dios, se expresa en nuestros días siendo leales a quienes dirigen la confesión religiosa a nivel mundial.  Primero, nos dicen del hijo del rey Saúl, Jonatán, que no fue celoso y "respetó la decisión divina", al aceptar a David como el sucesor de su padre.  Aquí, vuelven a lo mismo, respetar la decisión divina, equivale a ser leales a los dirigentes de la confesión religiosa "pase lo que pase", que son quienes de alguna manera encarnan a Dios en la actualidad.

Después, arrimando el ascua a su sardina, el Cuerpo Gobernante se ampara o parapeta en el apóstol Pedro, para justificar sus vaivenes doctrinales fallutos y caducos, y la imperiosa necesidad por parte de los miembros, de no exigir responsabilidades o explicaciones por las consecuencias nefastas en la vida de la gente de su legislar doctrinal y teocrático:
Pedro no pensó que Jesús estaba equivocado y que con el tiempo se retractaría.  Más bien, reconoció humildemente que Jesús "tenía dichos de vida eterna".  Pues bien, ¿cómo reaccionamos nosotros cuando en las publicaciones del "mayordomo fiel" hallamos algo que no comprendemos bien o que no concuerda con nuestro punto de vista?  Deberíamos procurar entenderlo en vez de dar por sentado que con el tiempo cambiará y se ajustará a nuestra opinión.
El "mayordomo fiel", que en la actualidad equivale a Jesucristo, no es otro que el Cuerpo Gobernante: quien es todo para con todos.  Controla todo, todo y todo: lo espiritual y lo terreno.  El alimento espiritual y los hedge fund.  Ellos se curan en salud: si tú, neófito, no entiendes o discrepas de algo..., te falta fe y como no cambies serás destruido por Dios al criticar al ungido de Él.  ¿Lo pillas?  Nada de ideas propias ni cosas por estilo, ¡aquí necesitamos fe ciega!  ¡O lo tomas o lo dejas, pero no metas veneno entre la tropa de cotizantes y apoquinantes!

Luego, para despistar un poco y que no se les vea el plumero tanto, dedican un tema a la necesidad de ser fieles los unos a los otros en el matrimonio.  Cosa que veo bien, pero no es el objetivo principal del artículo escrito. http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2008/03/s-s-sociedad-watch-tower-pero-las.html

La molla del asunto, el objetivo principal, la conclusión, la clave de todo este ir y venir con la traición, se redacta con el último subtema del artículo: FIELES A JEHOVÁ.  ¿Cómo interpreta la confesión religiosa lo de ser "fieles a Jehová", o a Dios, que es lo mismo?  ¿Ser fieles a Jehová, significa ser fieles al Cuerpo Gobernante y sus representantes?  ¿Ser fieles a Jehová, significa ser fieles a la Watchtower..., "pase lo que pase", hagan lo que hagan?  ¿Cómo deber afectar nuestras relaciones familiares y sociales nuestra fidelidad al representante de Jehová en la tierra?

En los párrafos penúltimo y antepenúltimo, tenemos la respuesta:
[...]  Pero, ¿y si el expulsado es un familiar nuestro o amigo íntimo?  Entonces entra en juego nuestra lealtad, no a la persona, sino a Dios.  Jehová nos observa y sabe si estamos teniendo trato con cualquiera que haya sido expulsado. [...]
Son muy sibilinos, y mencionan a los que son "expulsados" por cometer pecados graves.  Parece dar a entender que todo el mundo que es expulsado, por serlo, ha debido de ser un delincuente de tomo y lomo.  Cuando, uno puede ser expulsado por mostrar su desacuerdo con la entidad religiosa por no denunciar automáticamente a los pederastas a la policía.  Pero, vayamos por partes.  Por ejemplo, una persona que decide voluntariamente abandonar la confesión religiosa de los testigos de Jehová, se dice de ellos que son "desasociados".  En el particular código penal de la confesión religiosa, no se distingue entre "expulsado" o "desasociado" a la hora de aplicar la pena o castigo: ambos deberán ser acosados moralmente, o, ser lapidados social y familiarmente, o hacerles el vacío..., ¡o como se quiera llamar esa tortura psicológica que ordenan los dirigentes de la confesión religiosa.

Por si alguien dice que manipulamos la información, o que no es verdad esto que decimos aquí.  El Cuerpo Gobernante se luce en una faena impecable de argumento teórico y teológico para incitar a la violación de los derechos humanos de las personas.  Concretamente, en el párrafo 17, encuadrado con color rojo, ellos ponen un ejemplo que debe servir a los más de 7.000.000 de testigos de Jehová por todo el mundo.  Allí, cuenta el relato vivido por un extestigo de Jehová, confesando que lo que le motivó a regresar a la disciplina de la entidad religiosa, fue que sus familiares se mantuvieron "leales a la orden divina", diciendo:
[...]  Tras su readmisión, dijo que siempre los había echado de menos, especialmente cuando estaba solo por las noches.  [...]  Sin embargo, admitió que si su familia hubiera tenido contacto con él, aunque fuera sólo un poco, esa pequeña dosis le hubiera bastado.  Al no tener ni siquiera la más mínima comunicación con ninguno de ellos, el deseo ardiente de disfrutar de su compañia se convirtió en uno de los factores que lo impulsaron a reparar su relación con Jehová.  Pensemos en este hecho, si alguna vez nos sentimos tentados a violar el mandato divino de no tener relación con familiares expulsados.  [...]  La Atalaya, 15 de abril de 2012, página 12.
Creo que, con estas directrices de la confesión religiosa, queda claro de qué lado está en tema relacionado del respeto a los derechos humanos.  Los testigos de Jehová, con su grupo de presión a nivel europeo,  The European Association of Jehovah's Christian Witnesses, libran una batalla sin cuartel para que todos los países respeten sus derechos religiosos.  En cualquier sitio de mundo, donde puedan ver amenazados sus intereses, rápidamente este grupo de presión  --a través de la Comisión Europea--  presiona sobre esos gobiernos para que se respeten sus derechos. http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2011/10/la-ley-del-embudo-y-el-cuerpo.html  ¡Cosa que me parece estupenda!  No obstante, me gustaría que reflexionaran sobre el trato inhumano que ellos mismos dan a los que deciden abandonar libremente esta confesión religiosa. 


Además, nos gustaría que su portavoz  --amateur o no-- nos pudiese aclarar la relación que tiene esta política de la confesión religiosa con el respeto a los derechos humanos.

En su revista oficial, The Watchtower del año 1952, páginas 703 y 704,  se dejan ver los colmillos y las ganas de "sangre" que tienen.  Dejan entrever la añoranza por un pleno estado teocrático donde pudieran apedrear hasta la muerte a los disidentes..., ¡incluso a los propios familiares!:
[...] "Hoy, no vivimos en medio de naciones teocráticas, donde tales miembros de una familia carnal serían exterminados por apostatar de Dios y de su organización teocrática, como era posible y se ordenaba en la nación de Israel cuando estaba en el desierto del Sinaí y en la tierra de Palestina: "Debes matarlo sin falta, tu mano debe ser la primera de todas en venir sobre él para darle muerte, y la mano de todo el pueblo después. Y tienes que apedrearlo con piedras, y tiene que morir, porque ha tratado de apartarte de Jehová tu Dios,... Entonces todo Israel oirá y tendrá miedo, y no volverán a hacer nada semejante a esta cosa mala en medio de ti". Deuteronomio 13:6-11 (TNM) [...]

"Estando como estamos, limitados por las leyes de las naciones mundanas en las que vivimos y también por las leyes de Dios dadas a través de Cristo, sólo podemos tomar acción contra los apóstatas hasta cierto grado, que, armoniza con ambos códigos de leyes. Las leyes de los países donde vivimos y la ley de Dios dada por medio de Cristo nos prohíben matar a los apóstatas, aun a pesar de que ellos sean miembros de nuestra propia familia carnal. Sin embargo, la ley de Dios nos exige reconocer que éstos han sido expulsados de la congregación y, a pesar de hecho de que las leyes de país en el que vivímos nos exigen atender ciertas obligaciones naturales, como vivir y tener tratos, con éstos apóstatas con los que vivimos bajo el mismo techo". [...]

"Un padre no puede legalmente echar de casa a su hijo si éste es menor de edad porque éste sea un apóstata o esté expulsado...". "Desde luego, si los hijos son mayores de edad, entonces se le puede echar y así romper los lazos familiares de una manera física, porque los lazos espirituales ya han sido rotos". [...]

"El hecho de que continuemos recibiendo la protección económica y alimentacia(de los padres) no nos debe ablandar hasta el punto de olvidar el estado de "expulsado" en el que está nuestro padre".  [...]

"La influencia de Satanás a través del miembro de nuestra familia expulsado causará que los otros miembros de la familia que están en la verdad estén mezclados con el miembro expulsado en su trayectoria o en su relación con la organización de Dios".  [...] http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2008/09/es-una-pena-que-no-vivamos-en-un-estado.html

Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y los vertidos tóxicos de tapadillo?

ACCIÓN PARA EL POST:


Enviar este publicación de la entidad religiosa, a los siguientes organismos oficiales en España.  Queremos saber si una confesión religiosa que goza del estatus del notorio arraigo, puede fomentar el acoso moral a familiares y amistades, ¡so pena de sufrir el mismo trato quien ose desobedecer!  Además, escribir también a los miembros de la The European Association of Jehovah's Christian Witnesses, solicitándoles que defiendan también los derechos humanos de quien desea abandonar libremente esta religión:


Fiscalía General del Estado -   gabinete.prensa@fiscalia.mju.es
Defensor del Pueblo - registro@defensordelpueblo.es
Consejo General del Poder Judicial - atencionciudadana@cgpj.es
Ministerio del Interior - estafeta@mir.es

Director General de Relaciones con las Confesiones:  registro.religiosas@mjusticia.es
Fundación Pluralismo y Convivencia :  fundacion@pluralismoyconvivencia.es
Comisión Europea en España  -  ec.europa.eu/spain/barcelona

Parlamento Europeo (Oficina en España) - epmadrid@europarl.europa.eu
Partido Popular  -  atencion@pp.es
PSOE - ofiprensa@psoe.es