sábado, 1 de febrero de 2014

"Proyecto ciudad" (desde las Islas Baleares)

Manuela (la espía mallorquina)









     El huracán Finiquito, provocado y teledirigido por el Governing Body Bank, arrasa por donde pasa los centros de adoración de nuestra confesión religiosa del notorio arraigo y olé.  Esta vez, sus fuertes vientos teocráticos alcanzan de lleno Palma de Mallorca, concretamente el Salón de Asambleas de los Testigos de Jehová.  En febrero y marzo de 2013, desde este ilustre blog apóstata informábamos a la casa de la fe y de la fa, gracias a la colaboración de los hermanos autóctonos.  Ya que la dirección nacional de la entidad religiosa se niega a publicar este tipo de noticias en el boletín mensual interno: Nuestro Ministerio del Reino.  Parece que las "ventas" de los centros de adoración, no es algo que deba saber el pardillo integral ibérico y allende los mares..., ¡salvo los afectados directamente por la venta, pues serán los apoquinantes de este 'embolao' teocrático!
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/02/se-vende-el-salon-de-asambleas-de-palma.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/03/el-salon-de-asambleas-de-palma-de.html

     La hermana Manuela, desde Palma de Mallorca, nos informa de cómo va esta maniobra orquestada en la oscuridad por el Cuerpo Gobernante, ¡verdaderos maestros en el arte de tirar la piedra y esconder la mano!  ¡Va por ustedes!:
                                         PROYECTO CIUDAD 

     Ha pasado prácticamente un año desde que se anunció en las congregaciones la venta del Salón de Asambleas de Palma de Mallorca y el mismo tiempo hace que se inició el 'proyecto ciudad' (os dejo el enlace que contiene la información del proyecto en cuestión). 
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/03/el-salon-de-asambleas-de-palma-de.html?m=1

     Recordad que para iniciar el proyecto se pidió una donación de una cantidad inicial, indefinida y voluntaria de dinero. 

     Luego, aparte. una donación en forma de cuota mensual cuya cantidad es decidida libremente y de forma individual por cada publicador mayor de edad y que ocupe un puesto de trabajo. Estás donaciones las efectúan TODAS las congregaciones de Mallorca aunque la mayoría sólo utilizarán el Salón de Asambleas.  Bien, a día de hoy las donaciones continúan y sólo se ven eximidas temporalmente de ellas aquellas congregaciones que estén reformando su propio lugar de reuniones.

     En lo que tiene que ver con el actual Salón de Asambleas de Palma de Mallorca se recibieron ofertas que fueron rechazadas, una de ellas la hizo una entidad bancaria. 

     Un dato más que interesante es que todavía no se ha adquirido ni elegido el terreno que albergará la construcción del 'proyecto ciudad', mas las donaciones siguen vigentes. Todos estamos de acuerdo que todo aquel que vende algo desea sacarle la mayor cantidad de dinero posible, sin embargo, teniendo en cuenta los tejemanejes de esta secta cabe preguntarse, ¿por qué pedir donaciones por un terreno que no se ha adquirido ni elegido aún? ¿Qué beneficio sacan de todo ese dinero donado durante un año y lo que queda hasta que se realice la compra del terreno además de la cantidad inicial? ¿Los intereses obtenidos de estas donaciones durante todo este año y los subsiguientes meses que se tarde en comenzar el proyecto serán utilizados para sufragar los gastos de este proyecto llamado ' proyecto ciudad'?  

     Un cordial saludo.

Fin del mensaje

     Gracias por tu informe puntual, hermana Manuela.  Sin lugar a dudas, las preguntas que formulas al final de tu informe teocrático, nos ponen la mosca detrás de la oreja.  Es evidente, la opacidad financiera genera desconfianza..., ¡la mujer de César no sólo debe ser honrada; además debe parecerlo!

     A modo de anécdota, los que compraron el Salón de Asambleas de Barcelona ciudad, se pusieron en contacto con un servidor para indicarme que habían preguntado también por el de Palma de Mallorca, pero que como era muy caro no quisieron comprarlo.  No recuerdo bien, tendría que localizar el correo, pero creo que se hablaba de unos dos millones de euros...  ¡No sé si alguien podría confirmar alguna cifra!

     Personalmente, creo que toda esta fiebre de compra-venta en el nombre de Dios, se curaría si el Ministerio de Hacienda obligase a todas las entidades religiosas a ser transparentes, económicamente hablando.  Religión sí, pero transparencia también.  ¡No todo vale en el nombre de Dios!

     Está pasando, lo estás leyendo, ¿te lo vas a perder?


A quien pueda interesarle, la dirección es:
Salón de Asambleas de los Testigos de Jehová
C/. Joan Crespí, 4
Código Postal: 07014
PALMA DE MALLORCA

Teléfono: 971 456 542

miércoles, 29 de enero de 2014

Consultorio teocrático: ¿Qué requisitos se exigen para recibir un discurso de boda en el Salón del Reino?



     Estimados cofrades en nuestro Vía Crucis watchtoweriano:

     Un hermano nuestro, testigo de Jehová, desde Costa Rica, se anima y nos consulta sobre un asunto de candente actualidad.  Ellos son una pareja de novios que están contemplando celebrar una boda en el Salón del Reino.  Parece que, como todos los novios, han tenido algún escarceo amoroso y ahora "temen" presentarse ante el Tribunal del Santo Oficio watchtoweriano.  Sin embargo, especialmente el novio, no quiere participar en ningún auto de fe..., aunque sea ante un anciano.  De modo que, esta es su consulta en estado puro:
He aquí mi consulta, no sé qué tan enterado estás en el tema: A la hora de ser interrogados por los ancianos para que autoricen el uso del Salón, ¿qué tan profundo pueden llegar? ¿Este asunto es trabajo del que da el discurso, o del cuerpo de ancianos del Salón? (en nuestro caso el discursante es de otra congregación / Salón) ¿Podría responderles de manera respetuosa que ciertos asuntos son privados, y que con creer en nuestra palabra de que no hemos cometido inmoralidad es suficiente? ¿Cómo puedo trabajar la mente de ella para que esté más dispuesta a tergiversar u omitir hechos?
Gracias,
TJCR
     Hermano costaricense:

     Primero, como bien sabrás, no es de obligado cumplimiento celebrar una boda en el Salón del Reino, que en nuestras latitudes consiste en el consabido "discurso de boda" a cargo de un anciano.  Sin embargo, si no lo celebras ahí, los hermanos puede llegar a concluir que no te han permitido la utilización del Salón del Reino debido a que como pareja de novios habéis tenido algún revolcón que otro.  O, que las manos se han ido al pan..., irremediablemente.  ¡De ambas maneras estás pillado!

     De modo que, si no contestas las preguntas del anciano inquisidor..., ¡no te dará el plácet y te quedarás sin boda en el Salón del Reino!  Después, dependerá de lo quisquilloso que sea el anciano de turno, si se conforma con un genérico: "¡No hemos cometido inmoralidad!"..., ¡cosa que dudo!

     También, tienes la opción que utiliza el 99% de las parejas de novios para poder "disfrutar" de una buena reputación ante la comunidad de creyentes: mentir como bellacos al anciano metido a detective de intimidades diversas.  Personalmente, soy de la opinión de que estas intimidades deben quedar en la esfera de lo privado: entre la pareja y Dios..., sin intermediarios calenturientos.

     Otra posibilidad, es que el anciano que te interroga  --en el caso de que esté casado--  te responda primero a ti, qué es lo que hicieron él y su esposa cuando eran novios..., con algunas preguntas específicas para que no se pueda ir por la ramas..., ¡a ver qué te dice!  Y, luego, según su sinceridad, tú determinas si también eres sincero con él.  ¡Aunque nunca te lo aconsejo!  Porque el anciano tienen la obligación de chivarse a los otros ancianos en el caso de que tú y tu novia os hayáis pasado un poquito...  Luego, probablemente estos ancianos, se irán de la lengua y se lo dirán a sus respectivas esposas.  Después, las esposas a sus respectivas amigas íntimas..., ¡y no hace falta que te diga que lo sabrán hasta en Vladivostok!

     No obstante, como de costumbre, echaremos mano del Diccionario Etimológico Watchtoweriano-Español, para poder responder a tus inquietudes teocráticas.  ¡Va por ustedes!

Discurso de boda: Véase “Casarse sólo en el Señor”. Pimero, el futuro matrimonio, deberá pedir permiso al cuerpo de ancianos de la congregación local sobre el uso del Salón del Reino para este menester.  Si se autoriza el uso, entonces el discurso normalmente es ofrecido por un anciano. La confesión religiosa suministra un bosquejo para que el anciano lo lea en el Salón del Reino: un discurso de treinta minutos titulado “Un matrimonio honorable a la vista de Dios”(S-41) después que los novios se hayan casado en el juzgado o Ayuntamiento correspondiente. Para que el anciano acceda a dar este discurso y, por lo tanto, la pareja recién casada pueda hacer uso del Salón del Reino en esa ocasión tan especial --donde estarían todos sus familiares y amistades--, previamente los novios deberán someterse a un interrogatorio por parte del anciano discursante.

Si la pareja desea que se pronuncie el discurso en el Salón del Reino, deberá hablar primero con los ancianos de la congregación para solicitar el uso del local. Los ancianos deben asegurarse de que todo lo relacionado con la boda les permita conceder el uso del Salón del Reino con una conciencia limpia. Debe fijarse una hora que no estorbe ninguna de las actividades de la congregación. El hermano seleccionado para ofrecer el discurso de boda debe reunirse previamente con los novios, para asesorarles y asegurarse de que no hay ningún impedimento moral o legal con relación a la boda, y si después se va a celebrar una reunión social, dar su conformidad. El discurso de boda debe durar media hora aproximadamente, y presentarse con dignidad, resaltando el lado espiritual. La Atalaya, 15 de abril de 1997, página 24. 

 El nuevo libro secreto para los ancianos Pastoreen el Rebaño de Dios (1 Pedro 5:2), [Edición año 2010] en la página 126 y párrafo 5, señala: Antes de comprometerse a oficiar la boda, el anciano debe entrevistarse con los novios y preguntarles sobre su conducta durante el noviazgo, haciéndolo con delicadeza pero sin rodeos.[…] Si sale a relucir que los novios han cometido algún acto de inmoralidad sexual que exija la intervención de un comité judicial, no podrán utilizar el Salón del Reino.[…].  http://www.vacunadefe.com/Documents/ks-10.pdf

También, el boletín mensual Nuestro Ministerio del Reino, noviembre de 2008, página 3, dice: Puesto que la boda también dice mucho del anciano que oficia la ceremonia, se le debe mantener igualmente informado de los planes. El hermano debe reunirse con la pareja para preguntarle sobre su conducta moral durante el noviazgo, y se espera que los novios sean abiertos y muy sinceros.  

Esta directriz, en realidad, supone una auténtica patente de corso para que el anciano (puede ser una persona calenturienta sexualmente) haga preguntas íntimas a la pareja, como: ¿Han habido relaciones sexuales completas? ¿Ha habido penetración anal u oral? ¿Ha habido sexo oral? ¿Se han masturbado el uno al otro? ¿Tocamientos de pechos, vulva o pene por parte del otro? De haber habido: ¿cómo se hizo y quién lo hizo?, ¿en qué lugar?, ¿a qué hora? ¿Ocurrió en repetidas ocasiones? De contestar sí a cualquiera de las preguntas, los novios pierden la oportunidad de celebrar la boda en el Salón del Reino y quedarán expuestos a un comité judicial. Según mi punto de vista, esto supone una vejación en toda regla para los novios que sólo sirve para poner cachondo al anciano de turno y humillar lo máximo posible a la pareja. Hay que tener muy poca vergüenza para hacer estas preguntas intimísimas a una pareja de novios y ser un pardillo integral al aceptarlas.
http://es.scribd.com/doc/100676509/El-lado-comico-de-la-Watchtower-Edicion-21-de-julio-de-2012

Fin de las citas del diccionario.

¡En fin!  Creo que con las citas que tienes en esta entrada, te puede ayudar a tomar tu decisión al respecto.  Cada uno es dueño de su vida y en última instancia, tú decides hasta qué grado quieres que controlen tu vida.

Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y los diversos chanchullos en el nombre de Dios?

[Para el lector que le suene a chino lo que es un "discurso de boda", en YouTube, puedes encontrar bastantes grabaciones en vídeo: discurso de boda; boda en el Salón del Reino, etc.]

martes, 28 de enero de 2014

Consultorio teocrático: "¿Cómo debe ver un cristiano watchtoweriano los Juegos Olímpicos?"

File:Olympic flag.svg
     Estimados compañeros de conventículo:

     El fin del mundo watchtoweriano está a las puertas, a la vuelta de la esquina..., más o menos.  Puede tardar otros 130 años, o más.  Mientras llega y no llega, la casta dirigente se ocupa frenéticamente en la venta de las joyas de la abuela..., por si acaso.  Sin embargo, deberían ocuparse más de la teología, máxime cuando dicen haber hecho el voto de pobreza.  Pero ellos son así: dicen una cosa a la tropa indocta y al mismo tiempo arriman el ascua a su sardina.

     Esto nos obliga a los apóstatas irredentos el mantener un "Consultorio Teocrático" para alimentar a la casa de la fe y de la fa, con el fin de disipar las dudas del pardillo integral ibérico y allende los mares.  De modo que, la pregunta de hoy, nos la formula nuestro hermano Diego, desde el barrio Las Delicias (Madrid).  ¡Va por ustedes!
"¿Puede un cristiano participar como deportista en los Juegos Olímpicos?  ¿Podría asistir como público a algún evento deportivo de estos juegos?  Verlo por la televisión, ¿supondrá mi condenación eterna  y perderé el privilegio de heredar una parcela en el Nuevo Orden de Watchtowerlandia que nos promete el Governing Body Bank?  ¿Qué es lo que dicen los "profetas de mercadillo" al respecto?".
     Apreciado hermano Diego:

     Te agradezco la confianza depositada en este Consultorio Teocrático y apóstata a la vez.  Así, sin más dilación, paso a documentarte pertinentemente echando mano de la próxima edición del Diccionario Etimológico Watchtoweriano-Español:

Juegos Olímpicos: 

Son una manifestación de una antigua adoración pagana y por lo tanto anticristiana. El participar como deportista en estos juegos te estigmatiza como apóstata. También, hay que añadir la “adoración” que dan los espectadores al idolatrar a los atletas: el hombre como criatura, se superpone a Dios como Creador. Los dirigentes de la confesión religiosa, en su paranoia por “ver” los lazos de los Juegos Olímpicos con el paganismo, durante la celebración de estos en México, sacaron de contexto una cita y relacionaban los Juegos Olímpicos con los ritos aztecas, donde se indicaba que los aztecas --adoradores del Sol y del fuego-- celebraban sus ceremonias con sacrificios humanos. Por otro lado, los juegos rivalizan en sus objetivos de reunir a la humanidad como una hermandad, con los objetivos del Reino de Dios: sólo a través de este Reino, la humanidad podrá alcanzar la paz y la fraternidad…, ¡por lo tanto los juegos confunden al personal y desvía de su atención la verdadera solución a los problemas de la humanidad! Son un rival falso del Reino de Dios.  En definitiva, son una criatura creada por el Diablo para distraer la atención de la humanidad de la verdadera solución a todos sus problemas: el Reino de Dios tal y como lo entiende el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová.

Pero el hecho de que las atléticas naciones del mundo, sin excepción significativa, se reúnan en un contexto pacífico por primera vez después de la guerra (II Guerra Mundial), y que las controversias políticas no alteren el sentimiento fraternal de los juegos, seguramente alimentó las fantasías y la poesía religiosa de paz eterna, que, junto con el ensimismamiento y entusiasmo de la gente, sellan los XV Juegos Olímpicos como una enorme reunión de carácter religioso. Pero el dios a quienes la audiencia de 70.000 personas adoran se asemeja más al dios de la antigua Grecia, Zeus, más bien que al Dios de los cristianos. 

No sorprende aprender que los juegos tienen un origen pagano. Desde el 776 antes de Cristo, los griegos los celebraban al menos cada cuatro años en el mes de agosto, en luna llena, grandes festivales deportivos en el “sagrado” Olimpo en honor de su dios supremo Zeus. Conjuntamente con los juegos, este festival comprendía sacrificios y ceremonias, la naturaleza de las cuales eran netamente religiosa. La parte más llamativa de este espectáculo es la adoración del fuego olímpico que es transportado al terreno de juego. 

Los Juegos Olímpicos en Helsinki no han sido una excepción en este sentido. En consonancia con estas antiguas tradiciones paganas, un “llama sagrada” fue encendida con los rayos de sol en el monte Olimpo. La antorcha fue entonces transportada en avión hasta Copenhague, desde donde los vencedores olímpicos y otros atletas tenían el honor de llevar la antorcha olímpica a lo largo del recorrido honorífico, formado por millones de personas deseosas de ver al menos “la llama encendida por los rayos del sol en la montaña sagrada de Zeus”. […] 

 Difícilmente puede el origen pagano de la “cultura y religión europeas” estar mejor definido. Pero, ¿qué armonía hay entre Cristo y Belial [Zeus]?—2 Corintios 6:15. […]

Los mahometanos oran a Alá para que les ayude a conseguir las medallas de oro, los católicos se arrodillan ante la Virgen María solicitando la victoria, y los protestantes hacen sus ardientes plegarias a su dios trino para que les conceda a ellos la corona del triunfo. ¿Cuántos conocen lo que enseñó Jesús en la oración modelo? “Santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad”. […] En los Juegos Olímpicos de la era moderna el objeto de adoración es el hombre, la criatura, y no Dios, su Creador. Awake!, 8 de noviembre de 1952, páginas 25-27. 

 Aunque era una fiesta deportiva, la religión recibió su parte de publicidad en conexión con los juegos. La llama “sagrada” , llevada desde la ciudad de Olimpia en Grecia hasta el Japón por aire y luego sobre tierra y mar, fue un recordatoriode que los juegos se originaron en la antigua Grecia para honrar el dios pagana Zeus. ¡Despertad!, 22 de marzo de 1965, página 23.

De modo que los Juegos Olímpicos estaban dedicados al dios Zeus, y estaban relaciones estrechamente con su adoración. Aun hoy los juegos están enlazados estrechamente con la antigua Olimpia y su adoración pagana
        
                           Fuego olímpico 

El fuego olímpico, en particular, se origina de la adoración pagana del pasado, cuando los griegos adoraban al Sol y el fuego de los dioses. Los Juegos Olímpicos se inaguran encendiendo el fuego en un enorme pebetero que arde durante todo el tiempo que duran los juegos. La fuente de este “fuego sagrado” es Olimpia, Grecia”.[…] 

                          Conexiones paganas 

Es interesante que, en Teotihuacán, el sitio donde se recibirá el “fuego sagrado” en México, solía adorarse al fuego. Hay un notable paralelo entre adoración del Sol y el fuego aquí y entre los griegos antiguos. […] Describiendo los sacrificios relacionados con esta antigua adoración del fuego, Víctor W. Von Hagen escribe en su libro Los Aztecas, Hombre y Tribu: “Hallaban una víctima para el sacrificio [los aztecas efectuaban su adoración con sacrificios humanos], le abrían el pecho, arrancaban el corazón y en la herida sangrante le encendían un nuevo fuego; de el eran encendidos todos los fuegos de los templos; y de el, los habitantes de todo México-Teotihuacán tomaban el nuevo fuego para el año nuevo”. Ciertamente hay un asombroso paralelo entre las ideas de los aztecas y la de los antiguos helenos, o griegos. ¡Despertad!, 22 de octubre de 1968, páginas 9-11.

                           El papel de la religión en las Olimpíadas 

Se habla de las Olimpíadas como el más sobresaliente acontecimiento deportivo del mundo. Pero, en realidad, muchas costumbres religiosas han sido preservadas en conexión con los Juegos. ¿Le sorprende eso? 

Bueno, los antiguos juegos griegos, que comenzaron en 776 a. de la E.C. y continuaron hasta la era común, esencialmente eran de naturaleza religiosa. En la actualidad se ha mantenido la tradición religiosa. ¿Cómo? Considere lo que sucedió antes de las Olimpíadas de 1972. 

Una mujer, vestida como suma sacerdotisa imploró el favor de Zeus. Prendió una antorcha usando un fuego encendido por medio del Sol en las ruinas del templo de Hera en Olimpia, Grecia. Durante cuatro semanas esta “sagrada” llama olímpica fue transportada a través de unos 5.600 kilómetros hasta Munich por corredores de posta. Al usarla para prender el “fuego sagrado” de los Juegos, hubo una fanfarra de trompetas, se libertó a miles de palomas y se dio un saludo de artillería. Entonces siguió una bendición y el himno olímpico. ¡En verdad, los antiguos ritos religiosos de los griegos, aunque modernizados, perduran en las Olimpíadas! ¡Despertad!, 8 de junio de 1973, página 15.

Los primeros Juegos Olímpicos de que hay registro se celebraron en el año 776 a. de la E.C. en las llanuras de Olimpia en Grecia occidental. Eso fue más o menos al mismo tiempo en que el profeta hebreo Isaías empezó a profetizar a la nación de Judá. Pero mientras Isaías hablaba acerca del Dios viviente, los antiguos griegos dedicaban sus olimpiadas al dios falso Zeus. Puesto que los Juegos honraban a Zeus, se hacían sacrificios a él y a otros dioses míticos. También había la adoración del Fuego Olímpico. ¡Despertad!, 8 de julio de 1977, página 6. 

Aun como se notó en los juegos olímpicos de Los Ángeles, hay un ambiente casi religioso en las ceremonias... se toca el himno nacional del país organizador, se iza la bandera olímpica y se entona el himno olímpico. En vista de todo esto, ¿cómo debería el cristiano considerar los juegos olímpicos? Además, ¿qué ideales deberían servirle de guía? ¿Es ‘el ganar lo único que importa’, o puede ser una recompensa en sí el simplemente participar? […] 

¿De qué valor sería tener un cuerpo atlético si estuviera dirigido por una mente degenerada o degradada, o si el cristiano se volviera apóstata por participar en eventos deportivos relacionados con la religión pagana? (2 Corintios 6:14-17.) Y en esto yace el peligro hoy. Hay mucho en la filosofía moderna de los deportes que compromete los principios e ideales cristianos, como lo hacen los que practican tal filosofía. ¡Despertad!, 8 de agosto de 1984, páginas 10 y 11.

Durante los primeros Juegos Olímpicos, celebrados en el año 776 a. E.C., se sacrificaron cien bueyes a Zeus. En un extremo del estadio se puso de pie un sacerdote con una antorcha. Los atletas corrieron hacia ese extremo del estadio, en dirección al sacerdote. Al vencedor se le concedió el privilegio de tomar la antorcha y encender el fuego del altar de los sacrificios. Aquella llama siguió ardiendo durante los Juegos en honor y como símbolo de ese sacrificio a Zeus. 

No se sabe que hubiera una llama encendida cuando el barón Pierre de Coubertin volvió a instituir los Juegos en 1896. Sin embargo, tanto en los Juegos de 1928, celebrados en Amsterdam, como en los de 1932, celebrados en Los Ángeles, sí hay constancia de que se mantuvo ardiendo una llama olímpica. Pero, ¿cuándo se originó en tiempos modernos la idea de un atleta que portara la antorcha? La revista Maclean’s dice que en el año 1936 el partido nazi, patrocinador de los Juegos de Verano de Berlín, organizó una carrera de doce días desde Olimpia (Grecia) hasta Alemania, en la que tres mil corredores participaron en llevar la antorcha. Los líderes del III Reich eran expertos en conseguir la máxima acogida de las masas. La revista Maclean’s continúa diciendo: “La llegada de la llama dio a la ceremonia de apertura de los Juegos una espectacularidad sin precedente, y la idea persistió”. 

El autor griego Jenofonte Messinesi dice: “Parece que en todas las ceremonias no hay nada capaz de producir tanta sensación como la Llama que viene de Olimpia, a veces después de dos meses de recorrido. Vincula los Juegos que están a punto de celebrarse con la expresión religiosa santificada durante el transcurso de los siglos”. 

                           Renacen los Juegos 

Los Juegos Olímpicos originales fueron concebidos para avivar las llamas de la adoración. Se originaron como fiesta religiosa en honor de Zeus, divinidad suprema del Olimpo. ¡Despertad!, 8 de marzo de 1989, página 26.

La efímera gloria olímpica no se puede comparar con el premio de la vida eterna que Dios ha prometido a los que le sirven. Para alcanzarlo se requiere buena formación espiritual, no entrenamiento atlético. Pablo dijo a Timoteo: “El entrenamiento corporal [literalmente: “de gimnasta”] es provechoso para poco; pero la devoción piadosa es provechosa para todas las cosas, puesto que encierra promesa de la vida de ahora y de la que ha de venir”. (1 Timoteo 4:8.) 

Los Juegos Olímpicos propugnan el entrenamiento corporal, cuyos beneficios son, en el mejor de los casos, tan solo de valor temporal. Ponen de manifiesto ante el mundo lo que un deportista puede conseguir con dedicación y abnegación. Estas cualidades también son necesarias para ganar la carrera cristiana, una carrera que, a diferencia de los deportes olímpicos, resultará en bendiciones perdurables para todo el que la finalice. Por lo tanto, los cristianos hacen bien en imitar, no a los atletas olímpicos, sino a Jesucristo, esforzándose por ‘terminar su entrenamiento’ a fin de ‘correr la carrera con aguante’. ¡Despertad!, 22 de enero de 1993, página 25.

                      Las Olimpiadas: popurrí religioso 

 Las Olimpiadas están enraizadas en la religión griega. Nacieron como festival religioso en honor de Zeus, el rey de los dioses helenos. Varios elementos de los Juegos modernos tienen un aura de religiosidad: los ritos solemnes que se siguen con la bandera olímpica, la llama “sagrada” y el juramento olímpico. El himno casi centenario que se cantó durante la inauguración de la Olimpiada se tradujo al noruego para la ceremonia de apertura de Lillehammer. Este canto tiene marcadas connotaciones religiosas. Se cree que está dedicado a Zeus. La letra (según la versión española de Félix Huertas Tejadas) contiene las siguientes frases: “Sin par Numen olímpico;/raudal ingente de belleza, verdad y lozanía;/germen ancestral./Desciende esplendoroso;/brille tu luz en la alta cumbre;/[...] Al luchador invicto/prestas audacia y vigor./[...] pueblos, en legión,/a ti concurren férvidos,/[...] ¡mítico Numen olímpico/perenne y puro[!]”. La Iglesia Luterana de Noruega, mediante su propio Comité Olímpico organizó un nutrido programa musical y religioso. Todas las principales organizaciones eclesiásticas estuvieron representadas en una amplia labor interconfesional. En la villa olímpica de Lillehammer estaban disponibles los servicios del capellán olímpico oficial y de un equipo ecuménico de religiosos de varias naciones.[…] 

¿Hay algún modo de que se materialicen las aspiraciones olímpicas? La Biblia enseña que todos los esfuerzos que hace el hombre por conseguir un mundo ideal van a fracasar. Sin embargo, el Reino de Dios pronto entrará en acción y hará de la Tierra un paraíso. (Jeremías 10:23; 2 Pedro 3:13.) Ese mundo no se funda ni en el fomento del deporte ni en la lealtad a los principios y tradiciones del olimpismo, sino en la auténtica devoción al Creador. El apóstol Pablo dijo: “El entrenamiento corporal es provechoso para poco; pero la devoción piadosa es provechosa para todas las cosas, puesto que encierra promesa de la vida de ahora y de la que ha de venir”. Por consiguiente, los que hoy se entrenan “con la devoción piadosa como mira” ciertamente tendrán como resultado una mente sana en un cuerpo sano. (1 Timoteo 4:7, 8.) ¡Despertad!, 8 de noviembre de 1994, paginas 26 y 27.

Los Juegos Olímpicos se originaron hace miles de años. Con la creencia de que los deportes complacían a los espíritus de los muertos, los griegos de la antigüedad celebraban fiestas nacionales que mezclaban la religión con el deporte. Entre ellas estaban los Juegos Ístmicos, los Nemeos, los Olímpicos y los Pitios. Los Juegos Olímpicos eran los más solemnes, pues se celebraban en honor de Zeus, a quien los griegos consideraban el dios supremo de su panteón. ¡Despertad!, 8 de septiembre de 2000, página 3.
http://es.scribd.com/doc/100676509/El-lado-comico-de-la-Watchtower-Edicion-21-de-julio-de-2012

Fin de las citas

     En definitiva, no soy antropólogo ni etnólogo, pero es indudable que desde los comienzos de la historia humana, los pueblos han celebrado las mismas cosas: nacimientos, bodas, muertes, cosechas, etc., etc., etc.  Por este motivo, argumentar que no se puede "celebrar" algún evento, sobre la base de que un pueblo pagano de la antigüedad lo haya hecho..., me parece una memez.  ¿Y qué hay del "paganismo"?  ¡Bueno, esto es para mear y no echar gota!  Para los mandamases de los testigos de Jehová, todas las religiones son paganas...,excepto la suya.  Quiere decir que, incluso las celebraciones y costumbres de las religiones cristianas, también tienen un origen pagano.  ¡Así no hay quien viva!

     Si nos remontamos al origen de las costumbres y tradiciones que tenemos o seguimos, ¡todo o casi todo tiene un origen "pagano", según el Cuerpo Gobernante!  ¿Qué hay del velo de la novia?  ¿El anillo de bodas?  ¿La arras? ¿El vestido blanco de la novia?  ¿Lanzar arroz?  ¿Cargar a la novia al entrar en el nuevo hogar?  ¿El estrechar las manos cuando nos saludamos?  ¿Taparse la boca cuando bostezamos?  ¿El afeitarse la barba?  ¿El calendario actual?  ¿El color azul para el niño, y el rosa para la niña?  ¿Seguimos...?

     Por eso, a la dilucinaciones del Cuerpo Gobernante, ¡ni caso!  Tú, a lo tuyo.  No dejes que condicionen tu vida unos paniaguados.

     Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y las ideas más rocambolescas en el nombre de Dios?