lunes, 31 de julio de 2017

Entrevista telepática al apesebrado Stephen Lett


Stephen Lett




     Estimados cofrades en nuestro vía crucis watchtoweriano:

     Definitivamente, el Cuerpo Gobernante tiene un dios… Mammón. Por cierto, ¡nada nuevo! Sin embargo, esa fascinación, esa irresistible atracción que sienten por el vil metal no es óbice para que nos tengan sumidos en la más absoluta de las tinieblas financieras. Los presumidos hijos de la luz… se callan como cucos cuando se trata de rendir cuentas en sentido literal. Dicen que les “da palo” hablar de parné porque la Biblia define a don Dinero como “raíz de todo mal”.

     No obstante, este desinterés –de boquilla-- por la pela no nos debe confundir. El Governing Body Bank, no da puntada sin hilo. Desde 1879 se ha especializado en esquilmar y ordeñar (en el nombre de Dios) el rebaño que compone el pardillo integral ibérico y allende los mares. No tienen patria ni bandera. Son piratas teocráticos. Sólo una meta u objetivo, como una obcecación: meter la mano en nuestra faltriquera ofreciéndonos a cambio el pasaporte para poder viajar a Watchtowerlandia, donde todos viviremos eternamente en perfecta juventud y donde todos dispondremos por la cara de un casaplón junto a una cascada en un páramo idílico. O sea, resumiendo: allí en ese paradisíaco e inminente futuro, los apoquinantes netos podremos disfrutar de la buena vida que se pega ahora el Cuerpo Gobernante y adláteres.

     La Honorable Resistencia Apóstata, se ha visto en la necesidad de remitirse al autoproclamado vocero de Dios en la tierra con el fin de conseguir una explicación que justifique teológica, moral y éticamente esta nueva advertencia y directríz teocrática con respecto a evitar caer en la tentación de procurar una vida más cómoda para nuestros padres. Ante el revuelo que ha causado en los conventículos de nuestra comunidad religiosa esta nueva ocurrencia de los pedigüeños sin fronteras, nos vemos obligados a entrevistar a un miembro del elitista Cuerpo Gobernante.

     Dicha entrevista ha tenido que ser telepática… los escurridizos gerifaltes teocráticos no quieren dar la cara. Tienen una aversión congénita a ser entrevistados. Únicamente se dejan ver en el plasma teocrático de la jw.org Allí nos largan sus rollos sin posibilidad de réplica. Nos lobotomizan a los apoquinantes día sí y día también.

     Como novedad, tengo que resaltar que nuestro emérito corresponsal K19 ha cumplido la edad de jubilación y, gracias a la denuncia que en su día interpusieron dos exbetelitas españoles ante la Inspección Provincial de Trabajo en Madrid contra la confesión religiosa de los testigos de Jehová, ahora éste entrañable apóstata ha podido cobrar un pensión de jubilación. Su sueño era irse a vivir a Nerja, así que ahora podrá dedicarse “a tiempo completo” a su afición favorita: una tumbona junto al chiringuito de su cuñado en la playa… ¡y vengan cañas y pescaíto frito!

     Ahora, la vacante –tras una oferta pública-- la ha ocupado nuestra hermana Pepita Revuelta. Sangre nueva. Sangre fresca. Pertenece a esta nueva generación de apóstatas sobradamente preparados. Ella es una chulapa madrileña, cuya familia testiguil es de rancio abolengo. Con ideas claras. En su día, le dijo a su padre (cacique local en una congregación del centro de la capital) que quería cursar una carrera universitaria para posteriormente dedicarse al Señor sin distracción… Se la dio con queso. Y es que, donde las dan, las toman.

     Para mi, es un privilegio el que ella quiera colaborar desinteresadamente con la causa apóstata. ¡Privilegio inconmensurable el de endiñarle palos a los ungidos de pacotilla! Gracias, Pepita, por decantarte a favor de la verdad y lo correcto.

      Así, sin más, entramos de lleno en la entrevista. ¡Va por ustedes!

Pepita Revuelta: ¡Buenos días hermano Stephen! ¡La paz de Dios sea contigo!

Stephen Lett: ¡Ni buenos días ni leches en vinagre! Yo, con apóstatas que critican nuestro espléndido tren de vida… no me hablo. Además, ¡encima una mujer! ¡Manda huevos!

P. R.: Te noto cierto animosidad hacia el sexo femenino, ¿no? ¿Qué pasa, que en el colegio las chicas siempre sacaban mejores notas que tú… y todavía nos guardas rencor?

S. L.: Bueno, esa es una razón que desconozco cómo la has deducido. Sin embargo, te recuerdo que la estructura teocrática funciona piramidalmente en este orden: Dios – Cristo – el Cuerpo Gobernante – el varón… y en última posición… la mujer.

P. R.: ¿Y cómo sabemos cuándo una idea parte de Dios y cuándo del Cuerpo Gobernante motu proprio?

S. L.: No lo pillas. Se nota que el cerebro femenino es más pequeño y de menor capacidad que el masculino. Con respecto a tu pregunta: no lo puedes saber. ¿Tú has visto o escuchado hablar a Dios en jw.org? No. ¿A quién ves y escuchas? A los miembros de Cuerpo Gobernante. El Señor habla a través de nosotros. Somos su vocero ante la humanidad. Cuando Jehová quiere comunicar una directriz a su pueblo, lo hace por medio de los paniaguados del Governing Body Bank. O sea, nosotros… El Señor no puede decir nada que contradiga al Cuerpo Gobernante y el Cuerpo Gobernante no puede decir nada que no haya recibido de Dios. ¿Lo captas?

P. R.: Con respecto a la mujer, ¿por qué es el último mono en la comunidad religiosa?

S. L.: En nuestras publicaciones, en multitud de ocasiones, hemos colocado a la mujer en su sitio. Por ejemplo:

La mujer fue creada del hombre, y por ello su existencia dependía de este. Como era “una sola carne” con él, su complemento y ayudante, tenía que someterse a él como su cabeza. También estaba bajo la ley que Dios le había dado a Adán en cuanto al árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo. Tenía la responsabilidad de trabajar para el bien del hombre, tendrían hijos y juntos dominarían los animales.--Perspicacia para comprender las Escrituras [1991], volumen 2, página 431.

     De modo que, podríamos decir que la mujer técnicamente es un subproducto del hombre. Por eso, no es admisible que de ninguna de las maneras una fémina esté hablando de tú a tú con un miembro de la casta dirigente… un varón en última instancia. La mujer en este caso, no se conforma con su condición de criatura sometida al hombre y reclama su autonomía; la independencia del macho. Quiere equipararse al sexo masculino. Es un acto de rebelión. Antiteócrata a grado máximo.

P. R.: Entonces, ¿qué pinta la mujer dentro de la congregación?

S. L.: Las Santas Escrituras expresan literalmente:

Porque Dios no es [Dios] de desorden, sino de paz. Como en todas las congregaciones de los santos, las mujeres guarden silencio en las congregaciones, porque no se permite que hablen, sino que estén en sujeción, tal como dice la Ley. Pues, si quieren aprender algo, interroguen a sus propios esposos en casa, porque es vergonzoso que una mujer hable en la congregación.--1 Corintios 14:33-35.

P. R.: Según estas palabras, ¿podríamos concluir que "mujer florero" es el papel de las féminas dentro de la estructura watchtoweriana?

S. L.: En boca cerrada no entran moscas… No obstante, como parece que eres un poco cortita, te remito a otra de nuestras publicaciones… para ampliar tus entendederas:

Cuando el apóstol Pablo escribió sobre las posiciones relativas que Dios dispuso para el hombre y la mujer, dijo: “Quiero que sepan que la cabeza de todo varón es el Cristo; a su vez, la cabeza de la mujer es el varón; a su vez, la cabeza del Cristo es Dios”. Luego indicó que una mujer que ora o profetiza en la congregación con la cabeza descubierta avergüenza al que es su cabeza. Para reforzar su argumento, añadió: “Porque el varón no debe tener cubierta la cabeza, puesto que es la imagen y gloria de Dios; pero la mujer es la gloria del varón”. Al hombre se le creó primero, y durante algún tiempo estuvo solo, siendo la única criatura en la Tierra hecha a la imagen de Dios. La mujer fue hecha del hombre y habría de estar sujeta a él, mientras que Dios no debe sujetarse a nadie. La jefatura del hombre, sin embargo, está por debajo de la de Dios y la de Cristo. (1Co 11:3-7).--Perspicacia para comprender las Escrituras [1991], volumen 1, páginas 1163-1164.

     Pero no te equivoques, la mujer watchtoweriana es apreciada y desempeña tareas importantísimas en nuestra sociedad teocrática, tanto en la familia como en la congregación… pero siempre subordinada al hombre, al macho alfa.



P. R.: Cuando la entidad religiosa cita en sus publicaciones que el tamaño y la capacidad del cerebro femenino es inferior al masculino, ¿con qué intención lo hace?

S. L.: Constata un hecho e intenta evitar que la mujer se sienta tentada a equipararse al hombre y se suba a la parra. Te recomiendo que leas íntegramente el articulo aparecido en nuestra revista ¡Despertad! 8 de diciembre de 1967, páginas 26 y 27.  Entre otras lindezas, allí escribimos:

"Sin embargo, los hechos muestran que la jefatura del hombre es tanto somática como psicológicamente sana y sirve a los mejores intereses de todos los implicados, como veremos" [...]

"Así, una autoridad prominente sobre el cuerpo humano (soma) Gray's Anatomy (Edición de 1966), informa el hecho interesante de que en lo que toca al cráneo humano no hay diferencia entre el varón y la hembra hasta el tiempo de la pubertad; pero al acercarse a la edad adulta la diferencia se hace más y más evidente. El cráneo femenino es más ligero y su capacidad craneal es aproximadamente 10% más pequeña que la del varón, así como lo es el resto de la anatomía. El contorno del cráneo femenino también es más redondo y los huesos faciales son más suaves. Evidentemente, con las líneas de la belleza hay menos fuerza áspera" [...]

 "Es verdad, el simple tamaño del cerebro en sí no es tan importante como la calidad del cerebro, pero cuando la calidad es la misma el tamaño más grande del cerebro tiene una ventaja... Implícito en estos hallazgos es que el hombre tiene ventaja al tener un tamaño de cerebro mayor" [...]

"El hecho de que sirve a los mejores intereses de ambos sexos el que el hombre lleve la delantera también lo apoya la evidencia psicológica... Como lo expresa ella, las mujeres tienen que aprender el arte de la aquiescencia eterna y altruismo profundo al tratar con sus esposos si quieren ser felices".
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2010/05/mujer-teocratica-quieres-ser-un-florero.html


P. R.: La nueva consigna del Cuerpo Gobernante respecto a que el cristiano tiene que renegar de la mera idea de intentar proporcionar una vida más cómoda a sus padres…, ¿tiene fundamento bíblico?

S. L.: La misma pregunta, ofende. ¡Menudo coñazo! Pero, a tu enfermiza mente apóstata le recordaré que todas las ocurrencias teológicas del Cuerpo Gobernante están legitimadas bíblicamente por el solo hecho de emanar de nosotros… los gerifaltes teocráticos. Dudar de nuestras estrambóticas directivas es pecado mortal y supone caer –del tirón-- en la condenación eterna. Nunca olvides esta máxima teocrática: "Dudas, luego pecas". Cuando hablamos, sube el pan.

P. R.: No obstante, la Biblia dice:

Honra a tu padre y a tu madre’; y: ‘El que injurie a padre o a madre termine en muerte’. ‘Cualquiera que diga a su padre o a su madre: “Todo lo que tengo por lo cual pudieras sacar provecho de mí es una dádiva dedicada a Dios”, no debe honrar de ningún modo a su padre’. Y así ustedes han invalidado la palabra de Dios a causa de su tradición”.

     ¿Está invalidando la Palabra de Dios el Cuerpo Gobernante al contradecir el espíritu y la letra de estos principios bíblicos? ¿Qué persigue el Governing Body Bank con la nueva y contradictoria y antibíblica directriz?

S. L.: Dos preguntas… Bien. Referente a la segunda pregunta te diré que todas las energías y recursos económicos que detrae el apoquinante neto para mejorar la vida de sus padres… lo hace a costa del Cuerpo Gobernante. El cristiano watchtoweriano que se empecina en intentar mejorar la vida de sus padres, de hecho está escamoteando recursos que legítimamente deberían ir a parar a las manos, a las arcas de los mandamases teocráticos. Realmente, nos estás diciendo: “Todo lo que tengo por lo cual pudieras sacar provecho de mí es una dádiva dedicada a mis padres”. Por eso, quien prioriza las necesidades de sus padres sobre las impresdindibles comodidades del Cuerpo Gobernante está pecando contra el Espíritu Santo y tal y tal…

     Además, en última instancia, el pardillo integral ibérico y allende los mares ha de asimilar que la Biblia es un libro desfasado, caduco. Es útil en tanto en cuanto nos comunica unos principios guiadores y sirve a los intereses de la casta dirigente. Pero, la verdad “es como la luz brillante que va haciéndose más y más clara” a través de las constantes mutaciones teológicas que se expresan en el B.O.E. testiguil, La Atalaya. Lo que es verdad y lo que es mentira se define periódicamente en esta publicación que emana del Esclavo Fiel y Discreto. Somos nosotros, los ungidos de pacotilla, a quienes Dios utiliza para revelar las últimas verdades a sus siervos por todo el mundo. La Biblia cumplió su función en una etapa histórica, pero La Atalaya es la verdadera “Biblia” para el cristiano watchtoweriano. El apoquinante teocrático debe regirse por lo que exhala el Cuerpo Gobernante… olvidándose de unas consignas que Dios terminó de dar hace dos mil años. ¡Tenemos la obligación de estar al día con la verdad revelada puntualmente… y no podemos darnos el lujo de quedarnos anclados en el pasado remoto, apegados a un libro, por muy entrañable que éste pueda ser!

     Respetamos la Biblia, pero no podemos permitir que invalide la vigencia de la suprema ley que viene expresada semanalmente en el buque insignia de nuestras publicaciones… La Atalaya. En otras palabras: para el cristiano la Constitución no es la Biblia, sino todo lo que se origina del Governing Boby Bank.

P. R.: Los miembros de la Honorable Resistencia Apóstata piensan que el Cuerpo Gobernante ha suplantado a Dios y La Atalaya a la Biblia. ¿Qué opinas al respecto?

S. L.: ¡Manda cojones! Tú, erre que erre. El Homo watchtoweriensis no precisa tener ideas propias pues es peligroso. Debe dejarse formatear el cerebro por nosotros, los iluminados de turno. Por pensar por uno mismo, por tener ideas propias… muchos se han descarriado de la fe y de la fa. El cristiano watchtoweriano debe renunciar a su condición de criatura pensante. El Cuerpo Gobernante ya piensa por todo el colectivo. Uno, como creyente, simplemente debe dejarse llevar… sin pensar, sin cavilaciones que le pueden conducir a la apostasía. Si Dios hubiese creído conveniente que el cristiano fuese autónomo intelectualmente, no habría colocado al Cuerpo Gobernante sobre todos como regente supremo. Los ungidos de pegote cargan sobre sus hombros la pesada tarea de pensar por todos. El cándido apoquinante de lo único que tiene que preocuparse es de echar parné en la alcancía del Salón del Reino… ¡que nosotros gestionaremos el vil metal! De modo que, el seráfico creyente lo tiene a huevo: no pensar y soltar la mosca si quiere aspirar a un pasaporte teocrático para entrar en el Nuevo Orden de Watchtowerlandia.

P. R.: Si tuvieses que dar una sola consigna al confiado rebaño, ¿cuál sería?

S. L.: ¡Sin donaciones no hay paraíso! Así de simple. Así de sencillo.

P. R.: Has estado inconmensurable, hermano Stephen…

S. L.: Lo sé. No necesito abuela. Siempre me han dicho que tengo un pico de oro.

P. R.: Una última pregunta. ¿Exige mucho de uno el ser miembro del selecto Cuerpo Gobernante? ¿Has de renunciar a algo?


S. L.: Efectivamente. Los gerifaltes hemos renunciado a todo: a proyectos profesionales y académicos… entre otros. Nos sacrificamos por nuestros hermanos. Renegamos de los placeres mundanales. Llevamos una vida ascética y espartana. La razón de nuestra existencia es servir a nuestros hermanos en la tierra. Sin embargo, el cuerpo nos pide reunirnos con el Señor en los cielos. Es la lucha que tenemos. Siempre llevo conmigo una medalla con unas palabras inscritas de santa Teresa de Jesús: 
Aquella vida de arriba es la vida verdadera; hasta que esta vida muera, no se goza estando viva. Muerte, no me seas esquiva; viva muriendo primero, que muero porque no muero.     
     Es la pena del mandamás: no vive. No hay placer mundanal que le satisfaga. ¡Ni siquiera cuando me voy de vacaciones volando en primera clase a las islas Fiyi! Todo son penurias y padecimientos por amor al apoquinante neto.

P. R.: ¡Sois muy sacrificados! Ya se ve que en Warwick estáis viviendo en chozas, como ascetas...


S. L.: ¡No me gusta tu sarcasmo apóstata...!


P. R.: ¡Fundámonos en abrazo fraternal para despedirnos!


P. R.: [Hace un corte de mangas]. No socializamos con enfermos mentales, que es lo que sois los apóstatas. ¡Que os den! ¡Que te den! 


     Fin de la entrevista apóstata.

La Atalaya (edición de estudio) mayo de 2017, página 9.