martes, 5 de febrero de 2008

"Todas las cosas que se escribieron en tiempos pasados... el 6%






















































































Estimados kamaradas expoliados por la Watch Tower:

Primero fue el escándalo del 3% en el Parlamento Catalán, cuando el entonces Presidente de la Generalidad, habló que el partido de CiU, estaba enfadado porque ya no podía cobrar el 3% (embuchacárselo para su bolsillo) de todos los presupuestos en infraestructuras en ésa Comunidad Autónoma.

Ahora, nos toca hablar de la Asociación de los Testigos de Jehova, pero, esta vez no hablamos de un 3% --es poca cosa para algunos que reniegan de los tesoros terrenales-- sino, de un 6%. Si tenéis la amabilidad de consultar vuestra biblioteca, el Ministerio del Reino de enero de 1989, en su suplemento de 4 páginas, obsevaréis en el párrafo 11... en donde se habla de cobrar un 6% sobre la cantidad prestada... para gastos administrativos y previsión inflacionaria. Previsión sí que tuvísteis para lo del dinero... pero no para la denuncia de hoy... ¡pardillos ibéricos! ¡Así que nosotros poníamos el dinero para el Fondo de los Salones... vosotros lo guardábais... después, cuando nos hacía falta, nos lo devolvíais en forma de préstamo... y con un interés añadido de 6%... para después poner la escritura de propiedad del Salón a nombre vuestro? ¿Cómo se puede calificar esto? ¿Timo de la estampita? ¿Tomadura de pelo mayúscula? ¿Jeta? ¿Descaro? ¿Poca vergüenza? ¿Cara dura? ¿Aprovecharse económicamente de la buena fe de los feligreses? ¿Dónde está el principio bíblico... para fundamentar el cobro del 6%? ¿Se puede pedir más... por menos? Y, ¿encima que nosotros poníamos el dinero --y lo seguimos poniendo, ¡por cierto!-- nos cobrábais un 6% más? ¿Qué ponía la Watch Tower? ¡Ah! ¡Ya! ¡Ponía su nombre para que escrituráramos la propiedad a su nombre,no? ¡Qué gesto de altruísmo! ¡Qué generosidad cristiana! Se me parte el corazón nada más que pensar el trabajo que han tenido que hacer para gestionar los fondos... y sólo cobrando el 6%.

¿Teníais bastante con el 6%... o, también, necesitáis los intereses que genera la cuenta bancaria del Fondo para Salones del Reino? ¿También os quedáis los interes que genera el Fondo? ¡Qué cristianos! ¡Menos mal que estáis vosotros para gestionar los bienes del "amo"! ¿Y los intereses de los testiguines ibéricos... quién mira por ellos?

Una cuestión más relacionada y no menos importante, ¿sabía el Ministerio de Hacienda de España que, en éste país, existía una entidad religiosa --que ha hecho voto de pobreza y no lucrativa-- que hacía la competencia desleal a la banca española? ¿Tenía la Asociación de los Testigos de Jehová... permiso del Banco de España y el Ministerio de Hacienda... para actuar como una entidad crediticia... otorgándo préstamos al 6%? ¿Era ético hacer el préstamo con interés... para finalmente comprar una propiedad al nombre del que otorgaba el préstamo? ¿Era cristiano hacer eso? ¿ERA LEGAL?

Bueno, un consejo, guardad copias del Ministerio que aparece arriba, e incluírlas cuando mandéis las cartas a Hacienda.